lunes, 31 de diciembre de 2012

Aparece el cadáver de Ricardo III

Ricardo III fue un rey con muy mala prensa, especialmente porque perdió su trono durante la Guerra de las Dos Rosas. A él se le atribuye la muerte de su hermano mayor - caído en batalla, no asesinado, de su esposa y de dos sobrinos prepúberes.
Tomás Moro en sus escritos lo tomaba por un hombre tan corrompido que parecía Qasimodo, pero en malo. Lo único cierto, es que sufría escoliosis, lo que le daba cierta apariencia de jorobado. Shakespeare no se pudo aguantar e hizo una obra históricas sobre un rey deforma y obsesionado con el poder, que es la que ha llegado a nuestros días. Stevenson lo retrata mejor en su novela "La flecha negra".
Parece ser que sus supuestos restos han aparecido en un aparcamiento de la ciudad de Leicester, donde antes estaba el altar de una iglesia franciscana. El esqueleto padece escoliosis, una punta metálica de ballesta dentro de la caja torácica y le han abiesto la cabeza con una maza de guerra.
Ricardo III murió en 1485 durante la batala de Bostworth. Los ejércitos de la época abandonaban los cadáveres en los campos de batalla como una tácita invitación al saqueo, a los problemas entre comunidades y una más que elocuente invitacion a las epidemias. ¿Por qué e este pipo con escoliosis lo enterraron en la ciudad más cercana?
El tiempo, las pruebas de ADN y la reconstrucción craneofacial de la Universidad de Dundee nos dirán más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario