miércoles, 18 de septiembre de 2013

Verdades y mitos sobre la Edad Media.

A mediados del siglo XV Gutemberg inventó la imprenta. Los burgueses renacentistas tomaron conciencia y cierta deliberación en la manera en que se veían a sí mismos. Empezaron a leer de nuevo los clásicos grecolatinos y trataron de convencerse de que ése era el mejor mundo posible. La Edad Media era el "triste tiempo de los godos", donde sólo había sitio para la cruz y la espada, la superstición y la peste y, por supuesto, los abusos feudales.

Principios del siglo XIX. Walter Scott es un escritor escocés que ve, como muchos de sus contemporáneos de su clase social, los nuevos cambios de mentalidad producidos por los primeros bocetos de lo que va a ser la Revolución Industrial. Ve como el campesino feliz y optimista va siendo desplazado por el fatigado obrero, casi invisible, sin tiempo para muestras de vitalidad.
La idealización de la Edad Media es la respuesta del Romanticismo a los problemas sociales de la Industrialización. Idealizan la figura del caballero medieval, el amor cortés y los torneos. Así nace Ivanhoe, la primera novela histórica.

Pero, ¿qué es la Edad Media? Un periodo de 1000 años es demasiado largo como para hacer la barbaridad que fue homogeneo, decir que la mayor parte de la gente sufrió unas consecuencias desfavorables sin hacer nada al respecto, y dormir bien todas las noches.
Dicen los detractores de esta época tan dilatada que nadie inventó nada; no es cierto. Los hombres medievales inventaron las gafas, los botones, generalizaron el uso del tenedor, adoptaron la brújula y aprendieron a medir el tiempo con relojes mecánicos.
Los hombres del siglo XIX dicen que los sabios del Medievo creían que la Tierra era plana. Es falso. A la mayoría de la gente no le interesaba esa cuestión. Los sabios de Salamanca vetaron el viaje de Colón porque sabían que la Tierra era redonda y de una circunferencia mayor que la indicada por el dudoso marino y corsario genovés. Fra Angélico, un clérigo y artista del siglo XV dibujaba al Niño Jesús con una esfera en las manos.
Los detractores dicen que los canteros destrozaron los monumentos grecolatinos para montar pocilgas e iglesias. Falso. En 1390 las ruinas del Foro Romano seguían como las dejaron los ciudadanos romanos y la intemperie. El Papa Julio II utilizó los mármoles para sus proyectos arquitectónicos.
Los hombres de la Edad Media eran sucios. Sólo se lavaban tres veces al año, aseguran los detractores. Las personas que tenían medios para hacerlo tomaban con frecuencia baños calientes. Eran motivo de placer, reunión social, y, entre las parejas, de placer sexual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario