miércoles, 4 de marzo de 2015

EL MINISTERIO DEL TIEMPO y la Empresa de Inglaterra.

En el segundo episodio de esta serie sobre la Historia de España, que sigo con pasión, los tres amigos deben evitar que el poeta Lope de Vega se embarque en el San Esteban, un galeón militar de la flota guipuzcoana de 700 toneladas, con 26 cañones. Es uno de los 37 transportes de tropas que no regresan de la Empresa de Inglaterra, un desastre castrense protagonizado por lo que los historiadores llamaron posteriormente la Armada Invencible.
El San Esteban no se hundió solo sino en compañía de un segundo buque, el San Marcos, de la flota militar portuguesa. Las dos naves habían anclado en la osta oeste de Irlanda cuando olas de 15 metros y un viento de 100 km/ h las empujaron contra un rompiente y las hicieron trizas.
Supervivientes del San Marcos: 4 hombres.
Supervivientes del San Esteban: 60 hombres.
Todos ellos fueron capturados por las autoridades inglesas en la zona y ejecutados en una fortaleza cercana. En el naufragio murieron - y sus cadáveres fueron saqueados por los lugareños - 900 hombres. Entre la "gente principal" fallecida está el segundo Duque de Osuna,  el Marqués de Peñafiel y el Marqués de Téllez- Girón.
Hay un proyecto de los arqueólogos subacuáticos locales para encontrar y excavar los pecios. El presidente e Irlanda invitó al rey Juan Carlos I a visitar la zona, con la esperanza de que esta visita y los posibles hallazgos incrementen el interés por la Armada Invencible en Portugal, España, Irlanda y Gran Bretaña.
Un lugareño ha expresado que se siente avergonzado por que sus antepasados, católicos como los tercios y marineros españoles de aquel aciago 20 de septiembre de 1588, no solo saqueasen los cuerpos sin vida, algo comprensible dado la pobreza de la isla, sino que enterraran los cuerpos en tierra sin consagrar.

Un poco de Historia:
La Empresa de Inglaterra es la respuesta a la ejecución de María Estuardo, reina católica de Escocia, por parte de Isabel I Tudor, protestante.
En principio, la intentona de invasión de Inglatera tenía que levarla a cabo el almirante Álvaro de Bazán, pero murió de unos fiebres, y fue sustituído por el Duque de Medina Sidonia. La mla historiografía ha hecho correr el bulo de que su poca experiencia en el mar fue la responsable del desastre. Solo que no fue un desastre. De 130 naves se hundieron 37 por culpa de la falta de portulanos exactos de la costa de Irlanda, algo que ni era necesario en el plan inicial.
Medina Sidonia había participado en la batalla de Lepanto, y en la campaña de la isla Terceira. Y esas son victorias para las armas españolas.
La flota tenía que recoger en Flandes 12000 tercios y desembarcarlos en Inglaterra pero se encontraron con los brulotes y el fuego de artillería de los galeones ingleses. Así que decidieron rodear por Irlanda.
Allí se perdieron las 37 naves y un tal Cuellar, soldado naúfrago, vivió unas aventuras para escapar de las autoridades inglesas, con la ayuda de los campesinos y pescadores de Irlanda, que más tarde, ya en la seguridad de España, trasladaría al papel.

Una exposición documental de la campaña naval.

No hay comentarios:

Publicar un comentario