miércoles, 4 de marzo de 2015

ROB ROY, de Marion Caton Jones.



La película está basada en los problemas a causa de una deuda que tuvo el jefe de clan Rob Roy Mac Gregor con el primer Duque de Montrose. Rob Roy (llamado así por el color pelirrojo de su cabello) quería comprar ganado, así que le pidio un crédito al administrador del conde de Montrose. Ofreció tierras como garantía del préstamo.
El prestamista robó el dinero y expropió las tierras. La casa de Mac Gregor fue quemada por las tropas inglesas y la familia deshauciada. Rob Roy, con un pasado como ´líder rebelde partidario de la reinstauración de la casa Estuardo, se cobra la afrenta con robos y destrozos en las propiedades del Duque de Montrose. Quedó fuera de la ley y fue arrestado por bandolerismo.
Pero era tal la popularidad del personaje, a causa de su participación con 80 hombres de su clan en la batalla de Glenshiel, así como por la labor de su padre a favor de la causa de Guillermo de Orange, que el rey de Inglaterra le concedió el perdón real.
En la película no vemos nada relacionado con la labor política del clan Mc Gregor, pero sí lo referente a la deuda. La fición consiste en que Montrose se ofrece a condonarle la deuda a cambio de que propague unas injurias sobre su rival político del momento, el duque de Argyll. Rob Roy es un hombre de honor, leiv motiv en torno al que gira todo el filme, y se niega a hacerlo. Es entonces cuando el villano, un pisaverde de salón llamado Archiald Cuningham, también experto en deudas ( de juego y con el sastre), actúa contra los intereses del clan Mac Gregor.

ROB ROY en la literatura:

Recomiendo las versiones que hizo sobre sus hazañas un contemporáneo suyo, Daniel Defoe, y la novela de 1819 de sir Walter Scott, que ensalzó todo lo escocés.

No hay comentarios:

Publicar un comentario