sábado, 5 de diciembre de 2015

Downton Abbey. La serie de televisión.

Esta serie británica inicia su primera temporada en el año 1912, durante el reinado de Jorge V y nos lleva a los entresijos de la alta sociedad eduardiana (1900-1914). Los personajes son el conde Grantham, su madre, su esposa Cora, sus tres hijas solteras y los criados de la mansión solariega campestre. Aunque sir Robert Crawley es el legítimo propietario del mayorazgo, lo es gracias a la boda con Cora, una rica heredera norteamericana.
Para mantener las propiedades dentro de la familia se había concertado el matrimonio de la hija mayor, Mary, con su primo Patrick. El problema es que por asuntos de negocios Patrick se ha embarcado en el Titanic y desaparecido en el naufragio del 14 de abril de 1912.
Se elige a un sustituto de la burguesía, Matthew Crawley, un abogado que no está para nada familiarizado con los ritales sociales de la aristocracia. Y así comienza la serie, con acontecimientos como la Primera Guerra Mundial y la revolución irlandesa salpicando la trama.

NOTAS.

No hay una propiedad real solariega que responda al nombre de Downton Abbey. La serie se rueda en el castillo de Highclere, propiedad de los condes de Carnarvon. La finca se encuentra en Hampshire, en el sur de Inglaterra.

En la serie se muestra el papel de un grupo de mujeres ricas norteamericanas conocidas como "Las bucaneras". Eran mujeres burgesas enriquecidas que viajaban a Inglaterra en busca de un título sin fortuna. Ellas ponían el dinero y el marido ponía el status. Oscar Wilde habla del fenómeno en la novela EL RETRATO DE DORYAN GREY.
Lady Cora Granthan es una de esas mujeres.

Es cierto que los aristócratas mantenían un tono amistoso con el servicio, pero la familiaridad y la benevolencia que se muestran en la serie son inusuales en la estamental sociedad eduardiana. En algunas familias, criados y señores se mezclaban en actos puntuales como el Baile Anual de Navidad.

Downton Abbey retrata un mundo en que los hombres heredan los títulos y las mujeres deben buscar su status y su relativo ascenso social y prosperidad en un buen matrimonio.

Durante la segunda temporada, en plena Primera Guerra Mundial la mansión se convierte en una casa de convalecencia militar. Es cierto que muchas propiedades aristocráticas se convirtieron en casas de recuperación para soldados. Highclere Castle fue un hospital militar para convalecientes entre 1916 y 1919.

No hay comentarios:

Publicar un comentario