miércoles, 9 de diciembre de 2015

La vida sentimental de Charles Dickens.

Mayo de 1837. El fin de semana empezó bien para el matrimonio Dickens. El sábado por la mañana se había publicado una nueva entrega de LOS PAPELES PÓSTUMOS DEL CLUB PICWICK, y el editor le había dicho que su primera novela era un éxito de ventas. Por la tarde fueron a ver una obra de teatro escrita por el propo Charles, ¿ES ELLA SU ESPOSA? O ALGUNA COSA PARECIDA! Los asistentes se habían reido con los diálogos a mandíbula batiente. Pero al regresar a casa, se encontraron con que la hermana de Catherine, una hermosa joven de 17 años que vivía con ellos, se había indispuesto, y al día siguiente murió, posiblemente de un fallo cardíaco, en los brazos de Charles Dickens. Este retiró el anillo del dedo corazón de la difunta y se lo colocó en el dedo. Lo llevó hasta su muerte, 43 años más tarde.
Para Dickens, Mary, la hermana de Catherine, representaba la inocencia y la ternura. Se refería a ella como "el espíritu que dirige mi vida". En su correspondencia alude a las veces que ha soñado vívidamente con su cuñada y en unas visita a las cataratas del Niágara afirma haber escuchado la voz de la mchacha entre el estruendo del agua. Su muerte inspiró la melancolía presente en obras como OLIVER TWIST yLA OBRA Y AVENTURAS DE NICHOLAS NICKLEBY.
La primera relación amorosa de Dickens quedó frustradas por los convencionalimos de la sociedad victoriana. Ella era hija de un banquero y se llamaba María Beadnell. Dickens solo era un estenografo y un reportero de una familia venida a menos. Las deudas de su padre llevaron a la familia a la ruina.Dickens no fue escolarizado hasta los 9 años. Pero logró devorar todos los libros que su padre no tuvo que empeñar... entre ellos el Quijote.
Cuando Dickens tiene 12 años, encarcelan a su padre por las deudas. Charles tiene que trabajar en una fábrica de betún por seis chelines semanales, con los que debía pagar su hospedaje y ayudar a la familia. Tras el fallecimiento de la abuela materna, los Dickens se encuentran con un capital que permite sacar al patriarca de la familia de laprisión de deudores, pero no a su hijo de la fábrica, decisión que Dickens jamás perdonó a su madre. La situación cambia 180º cuando la familia se traslada a Londres y él consigue trabajo como pasante de un abogado. Su capacidad de trabajo y sus ganas de aprender lo llevan a trabajar como reportero político. Pero esto no es suficiente para el padre de María Beadnell. Si lo será para el padre de Catherine Hogarth, su editor.
La patreja se casaría en 1836. Dickens empieza a escribir unos texto de carácter social, LOS APUNTES DE BOZ, donde hace crítica social. El editor de su periódico los publica con seudónimo para no estorbar la labor de Dickens como cronista político. Ese mismo año saldría publicado por entregas LOS PAPELES PÓSTUMOS DEL CLUB PICKWICK.
Catherine Hogarth daría al escritor 10 hijos, pero la relación se agriaría. En una sociedad puritana y segregacionista sexual, donde se recomienda no poner en los mismos estantes los libros escritos por hombres  los escritos por mujeres, a menos que los autores estén casados (!), el divorcio no es una opción.
Los amigos de la pareja se escandalizaban "por la rudeza de Charles hacia Catherine y los insultos vertidos por él hacia ella, incluso en presencia de los niños".
La relación terminó cuando ella recibió por error del recadero un brazalete destinado a otro mujer, la actriz Ellen Ternan, de 18 años. La muchacha estaba interpretando EL ABISMO HELADO, una obra de teatro escrita por Dickens. Él se defendió ante su esposa diciendo que en el mundo de la farándula se creaba un buen ambiente, propicio para el trabajo, mediante pequeños regalos a las actrices. Catherine no le creyó. La pareja se separaba.
Para huir del estallido de un escándalo, Dickens acomodó un nido de amor en Staplehurst, y un segundo en Francia. De vuelta de uno de esos viajes a Francia, la relación quedó al descubierto. El tren que los conducía a Londres descarriló y seis vagones fueron a parar a un río. Dickens y Ternan permanecieron en el séptimo, ilesos.
La relación terminó en 1870, con la muerte del escritor. Ellen Ternan se casó con un pastor de la Iglesia Anglicana y tuvo con él dos hijos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario