jueves, 17 de diciembre de 2015

Nikola Tesla.

El jovencito acaba de desembarcar en Nueva York. Acaba de fijarse en una estatua del francés Bartholdi que representa La Libertad, que no estaba el año anterior, de 1883. No sabe dónde están las oficinas de su futuro patrón Thomas Alva Edison, pero lleva una carta de recomendación para él. "Conozco a dos grandes hombres, y usted es uno de ellos. El otro es el joven portador de esta carta". El croata Nikola Tesla acaba de legar a los Esrados Unidos.
Tesla provenía de la sede parísina de la Continental Edison, la compañía del invntor americano, padre de la bombilla, el fonógrafo, el altavoz, el micrófono de teléfono, etc... Estaba recomendado por Batchelor, su antiguo jefe.
Consiguió trabajar para Edison pero fue un regalo envenenado para Tesla. Edison defendía un modelo de negocio eléctrico basado en la corriente continúa. Había convencido ya a algunos inversores. El primer sistema de distribuición eléctrica arrancó en 1882 con 110 voltios de corriente continúa y 19 clientes en Manhattan. Tesla impuso su modelo de corriente alterna, mucho más eficiente, que es el que usamos hoy, lo que Edison nunca le perdonó.
Testa tenía una gran memoria desarrollada durante la infancia en Croacia. Su madre era analfabeta y el joven Tesla tuvo que memorizar los poemas épicos de ese país. Tenía gran capacidad de trabajo. Cuando estaba trabajando en un proyecto le bastaban con dos horas de sueño, y si era preciso podía mantenerse despierto 80 horas. Edison le pidió que rediseñase sus generadores de corriente continua. Si lo lograba, Tesla recibiría un cheque por valor de 50.000 libras. Tesla hizo la tarea. Cuando se presentó en el despacho de su jefe para exigir su paga, Edison le dijo: "Qué poco comprende el humor americano, amigo Tesla". Tesla abandonó la compañía sin aceptar el aumento de sueldo que Edison le ofrecía.
Tesla encontró el mecenazgo del rico empresario Westinghouse, Este contaba ya, en 1886, con una pequeña red eléctrica en Massachussetts, basada en la corriente alterna. Compro los derechos cobre el motor de indcción por 60.000 dólares , además de otras 40 patentes. Tesla recibiría, bajo contrato, 2,5 dólares por cada caballo de potencia generado gracias ala electricdad vendida.
Edison, un verdadero mafioso a la hora de doblegar a la competencia, se dedicó a hacer campaña contra la corriente alterna. Aplicaba descargas a perros y gatos callejeros delante de la prensa. Filmó la ejecución con corriente alterna de un elefante del circo de Coney Islad que había matado a tres hombres.  Años atrás, el ingeniero Harold P. Brown había inventado la silla eléctrica. Se utilizó en agosto de 1890, y uno de sus objetivos era desacreditar la corriente eléctrica alterna que empleaba...
Tesla le habla a los medios de algo muy parecido al actual Internet: "Cualquier persona, en mar o tierra, con un apararo sencillo y batato que cabe en su bolsillo, podría recibir noticias de cualquier parte del mundo o mensajes solo destinados al portador, La Tierra se asemejaría a un inconmensurable cerebro, capazde emitir una respuesta desde cualquier punto".
A su vez, los curiosos de la época se apostaban para ver el primer artefacto accionado por un mando a distancia. un barco que navegó en un estanque del Madison Square Garden. Westinghouse consigieron que sus generadores de corriente alterna iluminatran la Feria Internacional de Chicago, de 1893.
Desgraciadamente Tesla murió empobrecido. Westinghouse no podía pagarle lo prometido sin arruinarse él mimo, y Tesla fue incapaz de buscarse un mecenas mejor, aún después de haber creado la mayor central hidroelectrica en las cataratas del Niágara. Nunca se casó ni tuvo hijos. Nunca le dieron el Nobel ni a él, ni a Edison.
En sus últimos años murió en una habitación de hotel, la 3327 (un número siempre divisible por 3) del New Yorker Hotel. Daba tres vueltas a un edificio antes de entrar. ¿Son los indicios del transtorno obsesivo compulsivo? Desvariaba. Hablaba de un rayo de la muerte capaz de desstruir todo un ejército con un disparo. Cuando murió J. Edgar Hoover, por su acaso, confiscó todos sus papeles y organigramas. Era 1943, y Estados Unidos estaba en guerra con Japón desde hacía dos años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario