jueves, 27 de octubre de 2016

Carmen Posadas escribe una novela sobre la 13ª Duquesa de Alba.

La novela LA HIJA DE CAYETANA es la última novela de la escritora uruguaya Carmen Posadas y saldrá a la venta el 25 de octubre. Está centrada en el hecho de que una de las aristócratas y mujeres de mundo más apasionantes del siglo XVIII adoptara una niña negra, cuya madre debió ser una esclava cubana.
Para que nos aclare más cosas sobre este punto y la rigurosa investigación que ha hecho sobre este personaje histórico hemos adaptado una entrevista con ella.

¿CÓMO DESCUBRISTE QUE CAYETANA DE ALBA ADOPTÓ UNA NIÑA NEGRA?

El secreto estaba a la vista de todos porque el pintor de la Corte, Goya, las retrató juntas un par de veces. Uno de estos retratos, en cuestión, está en la pinacoteca de unos amigos míos.

ASÍ QUE DESEASTE SABER MÁS...

Averigüe que la niña se llamaba María Luz. La 13ª Duquesa de Alba era esteril y prohijó a esta niña. Se unen aquí dos elementos propios de la aristocracia del Madrid de Carlos IV. Se prohijaban niños y se adquirían criados negros, porque daban postín al servicio delante de los invitados.
La duquesa de Alba tenía dos caras. Por un lado era una mujer muy voluble y caprichosa, capaz de intervenir en una de las intrigas amorosas de la época y causar estragos, pero tenía buen corazón. Amó a María Luz. Cuando murió en circunstancias no aclaradas le dejó a Maria Luz una cantidad de dinero y una renta vitalicia. Quería a esta niña, de verdad.

EXPLICAS EN TU NOVELA QUE LAS RELACIONES ENTRE LA DUQUESA DE ALBA Y MARÍA LUISA DE PARMA, LA REINA, NO ERAN BUENAS...

Es todo cosa de las dichosas intrigas sexuales. La duquesa de Alba y la de Osuna competían con la reina María Luisa por las atenciones de Pignatelli, un dandy con el cerebro hueco. Luego vinieron las disputas a causa de las atenciones del "semental" de la Corte, el guardia de Corps convertido en Primer Ministro, Godoy.
La rivalidad llegó a tal punto que la reina instigó un incendio en el Palacio de Buenavista y los duques de Alba tuvieron que trasladarse al de Liria, que es la residencia actual. El incendio comenzó en la Biblioteca donde el marido de Cayetana, el Duque de Medina- Sidonia tenía ejemplares de libros prohíbidos por la Inquisición y documentos de la época del Conde Duque Olivares. Una pérdida para todos. Por unos estúpidos celos y ansias de hembras insatisfechas.

GOYA ADORABA A LA DUQUESA. ¿LLEGARON A SER AMANTES?

Era un amor platónico, porque no pertenecían al mismo mundo. Era una sociedad del Antiguo Régimen, con todo lo que conllevaba. La Duquesa jugaba a frustrarlo. Le decía cosas como: "!Qué antipático estás hoy, Fancho! Ven, dame un besito".

TAMBIÉN HABLAS DE QUE LAS ARISTÓCRATAS DEL MADRID DE CARLOS IV DESAYUNABAN EN PRESENCIA DE SUS AMANTES.

Bueno, creo que me hablas de la figura del cortejo. Todas las mujeres adineradas tenían uno. No era exactamente un amante, sino un pisaverde con el que se comentaban los asuntos de moda, se iba a comprar ropa y se elegía el vestuario del día.
¿Qué si a los esposos les importaba? No. Como decía la condesa de Amaranta, en un mundo donde todos los matrimonios eran de conveniencia: "El matrimonio es como este anillo. Sé que lo llevo pero no estorba mis movimientos". La cosa era válida para hombres y mujeres.

DICEN QUE LA 13ª DUQUESA DE ALBA ERA MUY CASTIZA.

Bueno; esto también lo tendré que explicar. La aculturación francesa, como motor de la Ilustración, era muy fuerte en España. Como reacción se buscaba lo netamente español. La duquesa se hacía ver con los majos, bailaba sevillanas y asistía a las corridas de toros. Y el pueblo la adoraba por ello. Era "su" duquesa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario